Pimientos Rellenos de Carne

  • Pimientos Rellenos

    Pimientos Rellenos

  • Pimientos Rellenos de Carne

    Pimientos Rellenos
    de Carne

  • Pimientos Rellenos de Atún

    Pimientos Rellenos
    de Atún

  • Pimientos Rellenos de Bacalao

    Pimientos Rellenos
    de Bacalao

  • Pimientos Rellenos de Arroz

    Pimientos Rellenos
    de Arroz


  • "Pimientos Rellenos de Carne"

    Receta Pimientos Rellenos de Carne





    Vamos a enseñaros con esta receta a preparar unos ricos pimientos rellenos de carne, una receta con bastante tradición en nuestra gastronomía y con muchas variantes, tanto en su preparación como en los ingredientes empleados.

    Ingredientes:

    - Dos pimientos vedes pequeños
    - Dos pimientos rojos pequeños
    - Dos pimientos amarillos pequeños
    - Una cebolla grande
    - 250 gramos de tomate frito
    - 750 gramos de carne mixta
    - 250 gramos de bacon
    - 175 ml de vino blanco
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Queso rallado para fundir (Opcional)


    Preparación:

    Para preparar estos pimientos rellenos de carne vamos a usar unos pimientos que no sean demasiado grandes, es mejor usarlos más bien pequeños para que sea fácil tanto rellenarlos como a la hora de comerlos que no sea algo incómodo. Podéis usar pimientos del color que prefiráis, aunque a nosotros nos gusta comprarlos verdes, rojos y amarillos para darle un toque de colorido a la receta, y porque además que el sabor de los mismos es diferente de uno a otro, y siempre hay quien prefiere uno de un color y otros que prefieren de otros.

    Y comenzamos la receta picando la carne en caso que no la hayamos comprado ya picada. Nosotros vamos a emplear una carne mixta, mitad de cerdo y mitad de vacuno, que compramos en la carnicería y allí mismo nos la pican, así nos aseguramos que estamos empleando una carne de calidad, ya que la se vende ya envasada normalmente no es sólo carne, y tampoco suele ser de muy buena calidad. Una vez picada, la salpimentamos un poco por todos lados y la reservamos para más adelante.

    Pelamos la cebolla y la picamos en trozos que sean más bien pequeños, ya que para el relleno es mejor que piquemos el mismo de esa forma. Por otro lado picamos el bacon también en trozos pequeños, o en tiras no muy gruesas, teniendo en cuenta que más tarde lo saltearemos y su tamaño menguará sensiblemente. Y por último lavamos los pimientos y les hacemos un corte en su parte superior, de modo que podamos limpiarlos por dentro, quitándoles las semillas y las venas blancas, y la parte que cortemos de arriba nos sirva como tapadera para cerrarlos.





    En una sartén de buen tamaño vamos a dorar a fuego medio la cebolla picada, con aceite de oliva virgen y sal por encima, para que se poche bien. Una vez que empiece a cambiar de color, añadimos la carne salpimentada, y la salteamos unos 5-6 minutos para cocinarla un poco por todos lados, sin dejar de remover para que no se queme. Agregamos entonces el bacon picado, que dejaremos otros pocos minutos salteando. Vertemos el vino blanco, subimos la intensidad del fuego para que se evapore el alcohol, removiendo para que todos los ingredientes tomen el sabor. Una vez que se haya consumido el vino blanco, volvemos a poner el fuego a intensidad media y agregamos a la sartén el tomate frito, con el que finalizaremos nuestro relleno, y cocinaremos unos 10 minutitos, removiendo de vez en cuando y corrigiendo el punto de sal si fuese necesario.

    Mientras se cocina el tomate, ponemos el horno a precalentar a 180ºC, para tenerlo listo al finalizar. Una vez que tengamos el relleno listo, con la ayuda de una cuchara iremos echando el mismo en los pimientos abiertos y limpios, hasta dejarlos bien llenos. Les colocamos la parte de arriba y metemos en el horno, y hornearemos así unos 30-35 minutos. Cuando los pimientos comiencen a estar tiernos, lo que puedes comprobar pinchándolos, vamos a darles un toque de grill durante unos 5 minutos, agregando si quieres un poco de queso rallado por encima y colocando la parte superior al acabar. Pasado ese tiempo ya tendremos nuestros pimientos rellenos de carne listos para servir y comer.