Pimientos Rellenos al Horno

  • Pimientos Rellenos

    Pimientos Rellenos

  • Pimientos Rellenos de Carne

    Pimientos Rellenos
    de Carne

  • Pimientos Rellenos de Atún

    Pimientos Rellenos
    de Atún

  • Pimientos Rellenos de Bacalao

    Pimientos Rellenos
    de Bacalao

  • Pimientos Rellenos de Arroz

    Pimientos Rellenos
    de Arroz


  • "Pimientos Rellenos al Horno"

    Receta Pimientos Rellenos al Horno





    Te detallamos esta receta completa para elaborar unos pimientos rellenos al horno, una forma estupenda para cocinar los pimientos, y que suele gustar a todo el mundo. Te detallamos paso a paso todo el proceso, para que te resulte sencilla de preparar.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de carne picada de ternera
    - Una cebolla
    - Cuatro pimientos de asar
    - Dos dientes de ajo
    - Un calabacín
    - Queso en lonchas para fundir
    - Un puerro
    - Una copa de vino blanco
    - 100 gramos de tomate frito
    - Pimienta molida
    - Sal


    Preparación:

    En esta ocasión vamos a elaborar unos pimientos rellenos al horno, una receta de las de toda la vida, que seguro que has probado alguna vez pero no sabes preparar. Aquí vamos a detallar la receta para que sea fácil hacerla en casa aunque no tengas mucha experiencia. Esta vez vamos a usar pimientos de los que se conocen como pimientos de asar, que resultan ideales para hornear con el relleno, ya que tienen mucho cuerpo y quedan tiernos pero con consistencia. Vamos ya con la receta.





    Para empezar se lavan bien los pimientos bajo el grifo, y después se les quita corta la parte de arriba, haciendo un corte horizontal que nos permita sacar la parte superior para rellenarlos, y después volver a colocarla. Una vez abiertos les quitamos las semillas y las venas interiores si son muy grandes, y se dejan escurrir para usar más adelante. Una vez que estén escurridos los vamos a colocar sobre una fuente que se apta para el horno, para después rellenarlos y hornearlos.

    Por otro lado lavamos el puerro, cortamos la parte blanca y desechamos el resto, y la troceamos en trocitos. Hacemos lo mismo con la cebolla y los dientes de ajo, que pelamos y picamos bien. Lavamos también el calabacín, lo pelamos y lo cortamos en daditos no muy grandes. Si lo prefieres puedes dejarlo con la piel, se puede comer sin problemas porque no resulta dura. Después vamos a sofreír todos estos ingredientes a fuego suave en una sartén con chorreón de aceite. Cuando esté todo bien pochado, agregamos la carne ya salpimentada y la cocinamos unos minutos a fuego medio. Nosotros usamos carne de ternera, pero se puede cambiar por carne de cerdo o mixta si lo prefieres.



    En el momento que la carne haya tomado color por todos lados, vertemos una copita de vino blanco, y aumentamos la intensidad del fuego para que el alcohol se evapore. Cuando esto ocurra, agregamos el tomate frito y cocinamos durante unos minutos removiendo de vez en cuando. Troceamos un par de lonchas de queso y las echamos a la sartén, removemos para que se fundan y se mezcle con todos los ingredientes. Usa el tipo de queso que prefieras, pero intenta que sea uno que funda bien para conseguir el efecto deseado.

    Cuando lo tengamos todo listo vamos encender el horno a 200ºC, para que se precaliente mientras acabamos de preparar la receta. Solo nos quedaría rellenar los pimientos con el contenido de la sartén, rellenándolos lo mejor posible para que no queden huecos libres. Los vamos colocando en una bandeja del horno o una fuente de buen tamaño, en la que podamos hornear todos los pimientos a la vez y sea apta para ello. Se puede añadir queso rallado por encima si quieres, y una vez que el horno alcance la temperatura deseada ya podemos hornearlos durante unos 25-30 minutos, para que los pimientos se cocinen y queden blandos. Al final se le puede dar unos minutos de grill para que por arriba queden en su punto. Y sírvelos siempre en caliente.